El Ron con miel y limón tienen una larga tradición popular, es probable que alguna vez te lo hayan recomendado cuando estabas ronco o tenías una gripe, como remedio casero. Ya es hora de que lo disfrutes por el mero hecho de saborear su delicioso sabor.

La historia del ron

El ron, que se empezó a destilar en el siglo XVII en el Caribe, ha sido el aliado de los esclavos quienes se evadían de sus sufrimientos en las plantaciones, bailando al son del ritmo caribeño acompañados por la bebida destilada de la melaza de caña de azúcar que dió lugar al Ron. Como anécdota, hay quien habla de que los griegos ya lo bebían y que el propio Colón en un escrito menciona un rico vino dulce de caña de azúcar, que le ofrecieron por cortesía unos persas en uno de sus viajes por tierras lejanas.

Aunque en España, y en concreto en Canarias, las plantaciones de caña de azúcar no fueron exitosas, los Canarios supieron aprovechar esa relación con el azúcar, para introducir en su tradición el Ron con Miel. Dando lugar a su propia variedad con denominación de origen el Ronmiel de Canarias.

Cómo mezclar el Ronmiel

Junto con el whisky y la ginebra el Ron es una de las bebidas más comunes a la hora de disfrutar de un mixer. Por eso nuestra opción favorita al hablar de Ron con Miel es mezclarla con Limón Original, que le aporta un toque fresco y seco al sabor dulce e intenso del Ron.

alluring young woman preparing potion against black background
Photo by murat esibatir on Pexels.com

Schweppes Limón Original es el primer refresco de limón con gas, con más de 200 años de historia. Su sabor equilibrado y rico en matices gracias a su proceso de elaboración único, a base de corteza de limón, es perfecto para combinar con un Ronmiel.

Cómo prepartar tu Ronmiel con Limón Schweppes

Para disfrutar de esta bebida sólo necesitas:

  • Ronmiel de Canarias o en su lugar un Ron Añejo (no más de 6cl.) y un chorrito de miel. Como mixer, Limón Original de Schweppes y de aderezo una ramita de canela.
  • Como siempre elige una copa de balón con hielo y deja que se enfríe antes de rociarla con el resto de ingredientes de lo que se convertirá un combinado, dulce, intenso y fresco.

Tiene buena pinta, ¿verdad? Como dicen en Canarias, ¡agüita!, ¡agüita!, ¡agüita! pídelo en el restaurante O’rincondegalicia

no te lo pierdas .

nuevo ron con miel y limón

A %d blogueros les gusta esto: