Oreja Cocida a la Gallega

4.95

Una tapa muy deliciosa, para acompañarla con una buena cerveza fresquita.

Descripción

La oreja de cerdo tiene una parte cartilaginosa y una parte blanda que le otorga una textura, casi gelatinosa que para algunos en un principio puede resultar difícil de asimilar. Sin embargo, ese toque crujiente blando es lo que le hace diferente e interesante. Estamos acostumbrados a pedir en los bares de tapas la oreja de cerdo frita, pero si nunca la has probado a la gallega y tienes la posibilidad de hacerlo, no dejes de degustar la oreja de cerdo cocida con un toque de buen pimentón y un buen aceite de oliva.