Rodaballo al horno

Ingredientes para Rodaballo al horno

  • 1 rodaballo de 2 Kg.
  • 4 patatas gallegas grandes
  • 2 cebollas grandes
  • 3 dientes de ajo gordos
  • 1 manojo de perejil fresco
  • 1 vaso de vino blanco
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta blanca (al gusto)

Rodaballo al horno sera uno de los platos que mañana aparecerá en nuestro menu que mientras dure la pandemia os ofreceremos

Cómo preparar un rodaballo al horno.

Este fin de semana ha tocado subir a Galicia y una de las cosas que más me gusta cuando estoy allí es ir al mercado a comprar los productos frescos y de gran calidad. Allí se me antojó comer rodaballo al horno, tal y como lo vi expuesto en la pescadería se me hizo la boca agua.

Así que hoy os traigo una de esas recetas de pescado y marisco que a todo el mundo le gusta, una idea muy sencilla y resultona donde es el horno el que curra por nosotros, un rodaballo al horno con patatas.

[metaslider id=14924 cssclass=””]

La mejor época para el rodaballo corresponde a los meses de calor. Si veis en el mercado que el precio del rodaballo varía mucho de una pescadería a otra, no penséis que es porque el pescado sea más o menos fresco. La diferencia de precios, dentro de que es un pescado bastante caro, se debe a que unos son de cultivo (los más baratos) y otros son salvajes (los más caros). En Galicia está muy desarrollado el cultivo de rodaballo y aunque este llega muy fresco a los mercados, sí que existe diferencia en el sabor y el color de este pescado salvaje frente al cultivado.


He elegido esta receta con rodaballo porque es muy fácil de preparar. Perfecta para disfrutar con los amigos o la familia en cualquier celebración que se precie. ¿Qué no has probado el rodaballo? Pues a que esperas, con esta receta no tienes excusas.

[metaslider id=14082 cssclass=””]

En el blog podéis encontrar muchas más recetas con rodaballo, desde una receta de rodaballo con almejas, ¡No hay mucho más que decir de este manjar…que lo disfrutéis con un buen vino gallego y buena compañía!

Preparación del rodaballo al horno

  1. Cortamos en juliana las cebollas. Preparamos una sartén con un fondo generoso de aceite de oliva virgen extra. Echamos las cebollas a la sartén. Las tendremos a fuego medio hasta que queden transparentes.
  2. Cuando la cebolla esté lista, las pondremos en la fuente del horno. Reservamos. Cortamos las patatas en láminas de 1 cm de grosor, ¡aproximadamente!
  3. Las salamos y en el mismo aceite en el que hemos cocinado las cebollas, freiremos las patatas. No deben quedar muy hechas, sólo un punto crujiente y doradas, terminaran de cocinarse en el horno. Cuando estén listas las patatas, las incorporamos a la fuente del horno.
  4. Colocaremos las patatas bordeando la fuente y la cebolla formará una cama en el centro. Lavamos bien el rodaballo y salamos. Lo ponemos sobre la cama de cebolla y patatas.
  5. Precalentamos el horno a 180° C, con calor abajo. Pelamos los ajos y picamos el perejil. Los pasamos por el mortero.

Horneado y presentación final del rodaballo

  1. A continuación añadimos el vaso de vino blanco al mortero y mezclamos con el ajo y el perejil previamente machacado. Salpimentamos el pescado antes de meter al horno. Siempre al gusto de casa.
  2. Removemos y lo echamos sobre el rodaballo. Al mismo tiempo echamos un chorrito del aceite de oliva virgen extra con el que hemos cocinado la cebolla y las patatas.
  3. Metemos el pescado en la bandeja en la parte central del horno. Pondremos papel aluminio por encima cubriendo toda la bandeja. Vamos a mantenerlo cubierto a 180° C, con calor sólo abajo, durante 25 minutos. Retiramos el papel aluminio y lo tendremos otros 15 minutos, a 180° C, con calor arriba y abajo.
  4. Vigilar que no se pase, porque dependiendo del horno, los tiempos pueden variar minuto más o minuto menos. Servimos y degustamos el rodaballo al horno bien calentito. Una porción de pescado, junto a unas patatas y un poco de cebolla.

En cualquier caso, su carne es deliciosa. El sabor y ternura de un rodaballo al horno son perfectos para acercar a los niños al consumo de pescado. Además es un alimento muy recomendado para personas que tengan el estómago delicado. Es de fácil digestión y a los niños les va a encantar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *